DEMOCRACIA: ¿UNA DEMOCRACIA DE EXCLUSIÓN?

Observatorio K.

El concepto de "Democracia" para muchos transmite un proceso electoral, en el que sólo los ciudadanos participan depositando su voto por el candidato de su preferencia.  Muchos entienden la democracia como el poder de las mayorías, en la que no existe el respeto a la diferencia, al disenso, a la oposición a un determinado gobierno.

¿Existe respeto a la diferencia, disenso u oposición en nuestra democracia?,  podríamos decir que si,  pero concejales, diputados y congresistas que en determinados temas y proyectos ejercemos control político al gobierno somos vistos como enemigos del desarrollo social y económico.

 

¿Qué hubiera pasado si Samuel Moreno hubiera tenido al Concejo Distrital y a los congresistas todos bajo su gobierno de Bogotá Positiva? No quiero ni imaginarme las consecuencias. ¿Qué sería de un presidente, gobernador y alcalde que tiene a todos los miembros de las corporaciones públicas en su gobierno?¿Existiría control político?

En el mundo antiguo, exactamente en Atenas, tenían un régimen político conocido  como Democracia Directa, en la que todos los ciudadanos intervenían en los asuntos públicos y participaban en el ejercicio del poder mediante la rotación de funcionarios en los cargos de la ciudad-Estado. Sin embargo,  las mujeres, esclavos y extranjeros estaban excluidos del ejercicio del poder y control político porque no eran considerados ciudadanos de la polis. ¿Una democracia de exclusión?

Después de muchos años de monarquías, sólo en el siglo XVIII con la Revolución Francesa (1789) y la Revolución de Filadelfia (1776 Independencia de los Estados Unidos), nace la democracia liberal con la aparición de dos conceptos claves: libertad e igualdad. Aunque el poder siguió en manos de las élites económicas y políticas que destronaron las monarquías europeas en el siglo XIX, la mayor parte de la población de clase social y mujeres quedó excluida para la participación, elección  y ejercicio del poder.

¿Una democracia de exclusión?

Posteriormente en Colombia, en el siglo XIX se instaura la Democracia Representativa o Delegativa, donde solo podían elegir  y ocupar cargos públicos las personas con patrimonio,  que supieran leer y escribir. Lo anterior permitió que sólo fueran las élites las únicas que elegían a los congresistas y al presidente.

Sólo a mitad del siglo XX,  en muchos países europeos y de América Latina inicia la aprobación del voto de la mujer. En Colombia este proceso se da en 1957, porque antes, desde  1810, las mujeres colombianas ni siquiera tenían derecho a estudiar, ocupar cargos públicos, ni ser testigos ante un juez. Eran consideradas incapaces.

En ese siglo, también  aparece la llamada Democracia Participativa, en la que los ciudadanos no sólo ejercen el derecho al voto y delegan el poder en los elegidos, sino que tienen el derecho y deber de ejercer el poder y el control político del Gobierno. En Colombia, la Constitución  de 1991 establece la democracia participativa en la que todos los ciudadanos, sin importar género, grupo étnico o religión pueden ser partícipes en la construcción del Estado y la sociedad.

Sin embargo, el poder en Colombia todavía sigue sujeto a las elecciones, ahora casi no importan los partidos y la identidad partidaria como hace unos 60 años. Hoy, quien gana las elecciones gobierna con su equipo político y excluye las demás propuestas políticas de la contienda electoral para el diseño e implementación de políticas públicas.

Los retos

Los sistemas políticos democráticos modernos tienen unos pilares fundamentales:

- Respeto a la diferencia y al disenso

-Consenso

El reto de la democracia colombiana es respetar las posiciones políticas de los ciudadanos frente a la situación del país. No podemos juzgar a un vicepresidente que reconoce las dimensiones de la pobreza, un congresista que entiende los efectos de la bancarización sin que el sistema financiero desmonte los costos (cuotas de manejo) y gravámenes a los movimientos financieros como el 4x1000;  un diputado que estudia los impactos sociales del suministro de agua potable a zonas urbanas y rurales del proyecto de Planes Departamentales de Agua; y un concejal que estudia los procesos de contratación y detecta irregularidades en la selección de contratistas que terminan siendo del equipo político del alcalde.

A muchos de ellos se les excluye de las siguientes formas:

- En los debates de control político, sus colegas de la coalición de gobierno  no asisten a las sesiones, y si lo hacen, ninguno interviene para hacer debates constructivos y críticos.

- Los medios de comunicación oficiales no pasan las notas de sus opiniones o percepciones sobre algún tema de importancia.

- Muchos funcionarios públicos en el contacto con la comunidad y la ciudadanía, desprestigian a los opositores señalando que se oponen al desarrollo social y a determinadas obras.

- Muchos concejales, diputados y congresistas en el ejercicio de su razón de ser, del control político, son amenazados e intimidados, y en el peor de los casos, asesinados.

A la oposición que sí debemos excluir, es aquella que tiene las armas,  a la que cometeactos criminales y terroristas en contra de la sociedad y el Estado.

Déjanos tus comentarios


Código de seguridad
Refescar

Revista Kavilando

revkav13n2

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas