La elección del fiscal general y las imposiciones de Uribe en Colombia

Linea Formación, Género y luchas populares

Hoy en Colombia, asistimos a una pelea de perros y gatos respecto de quien será el nuevo fiscal general. Pero dicha discusión no se da, por que se busque el interés nacional, o salvar la patria o por que no haya alguien calificado que lo haga, todo lo contrario, en este país, existen miles de hombres y mujeres calificados para el cargo.

Sin embargo al señor presidente de la republica se ha empecinado en postular a personas, que aunque aparentemente tienen hojas de vida brillantes, poco o nada saben del cargo, es decir no son penalistas, o para decirlo de otra manera, jamás en sus vidas han realizado siquiera un cursito de derecho penal, así fuera por conocimiento general.

Pero esta disputa tiene grandes componentes políticos, primero; porque los postulados son amigos directos o indirectos del presidente y de alguna manera el puesto serviría para pagar algún tipo de deuda moral o política que tiene con ellos.

Segundo; porque los propuestos son unas eminencias en otros cargo diferentes a los cuales se les pretende encomendar, como lo son los casos de; Camilo Ospina Bernal, quien es Abogado especializado en Derecho Administrativo Profesor Universitario enDerecho Económico, Hacienda Pública, Derecho Constitucional, Derecho Internacional Público, Historia de las Ideas Políticas, Ciencia Política, Derecho Tributario; Marco Antonio Velilla Moreno es Abogado bilingüe (francés) experto en franquicia, derecho privado, económico y comercial; Margarita Leonor Cabello Blanco es Abogada, especialista en Derecho de Familia y Procesal Civil, profesora, magistrada de la Sala Civil yFamilia, Juez Civil de Circuito y Juez de Menores, y actualmente procuradora delegada para la vigilancia administrativa.

Tercero porque el conocimiento del derecho penal es indispensable en el cargo, ya que si el fiscal no acusa correctamente, el juez no puede luego enderezar la acusación, y por ende se perdería el proceso antes de empezarlo, es decir, si el acusado es un alto miembro del gobierno, al incriminarlo mal, el acusada sabrá por adelantado que será absuelto a pesar de haber cometido un delito similar que merecía mayor o menor prisión, lo que nos deja una pregunta ¿será que el señor presidente quiere un fiscal ignorante en asuntos penales para que los altos dirigentes no tengan que pagar sus malas actuaciones? O ¿Por qué el presidente quiere hacer nombrar la terna a la fuerza.

 

Ahora bien, si bien es cierto que la constitución faculta al presidente a nombrar la terna del fiscal en su artículo 249, el mismo renglón dice claramente que el Fiscal General de la Nación será elegido para un período de cuatro años por la Corte Suprema de Justicia y los postulados deben reunir las mismas calidades exigidas para ser Magistrado de la Corte Suprema de Justicia, y aunque las exigencias para ser magistrado no contempla la de una especialidad en el derecho para la rama a que se postula, la misma se torna obligatoria en el área penal, debido a que la ley 906 de 2004 que desarrollo los artículos 116, 249 y 250 de la constitución y por ser una norma estatutaria, es decir de mayor rango que la ley normal, la misma exige que el fiscal tenga un conocimiento mínimo del derecho penal, (Ley 906 de 2004, art. 114, 336, 337 entre otros) ya que el fiscal es quien investiga, acusa, dirige, coordina el aparato acusatorio e investigativo de la rama judicial, además de tener la función más importante, como lo es la presentación del escrito de acusación, que es la piedra angular del aparato punitivo del país y si este funciona mal toda la justicia lo hará.

 

Al final solo se puede decir que el actual fiscal encargado, es experto en derecho penal, ha sido entre otros profesor de derecho penal, criminología, procesal penal, Juez Promiscuo Municipal, penal, de instrucción criminal, penal del circuito, fiscal segundo ante los tribunales, Magistrado Sala Penal del Tribunal Superior de Cartagena, Fiscal Delegado ante la Corte Suprema de Justicia, Director Nacional de Fiscalías y Vice fiscal General de la Nación, es decir que lo único que tiene interino es el cargo mas no sus calidades, lo que muestra a los hinchas del presidente que el cargo no está solo y quien lo ocupa tiene las calidades que se requieren, además, la Corte tiene razón al exigir un penalista para el cargo de fiscal general. Es decir que esos gritos furiosos del presidente y sus copartidarios no son más que una escusa más para buscar el desprestigio de la Corte Suprema y de paso subir a un ignorante en el cargo que no permita una justicia limpia y libre de prejuicios políticos, a lo anterior se le suma que si lo que pretenden es un fiscal pronto y pulcro porque el presidente no designa dentro de la terna al actual fiscal general encargado y deja de expulsar improperios a los magistrados que no le han hecho nada o ¿si le han hecho? han evitado que el presidente asuma todos los poderes que le faltan por asumir, convirtiéndose en el único poder existente.

Déjanos tus comentarios


Código de seguridad
Refescar

Revista Kavilando

portada k 11 n1

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas