Por: Laura Chaparro. Público.

Junto a epidemiólogos, matemáticos o informáticos que analizan sin descanso el movimiento del coronavirus, otros expertos empujan para evitar que se expanda. Son los antropólogos, psicólogos o sociólogos, cuyo trabajo no ocupa titulares pero ha sido clave para frenar epidemias tan devastadoras como la del ébola.

Por: Itayosara Rojas[i], Sebastian Reyes Bejarano[ii], Daniel Ossa[iii] La Siniestra

Frente a este panorama, los movimientos sociales en el mundo entero deben llevar a cabo reflexiones y discusiones colectivas que brinden herramientas que nos lleven a superar la etapa de espectadores o victimas para regresar con fuerza a tomar las calles y ser parte de las disputas políticas de nuestro tiempo. Las tesis que presentamos a continuación son una invitación a ello. 

Por: Juan Gelasio*

Si tradicionalmente han sido las élites quienes han configurado las respuestas a las crisis que se presentan, creo que este momento puede definir un rumbo que altere precisamente esa tradición. Recordemos que las crisis abren grietas en un mundo que se presenta como cerrado

Por: Erick Pernett García*

¿Es la pandemia del coronavirus la causa o el efecto de la actual crisis económica mundial? ¿Es responsable de la crisis o surge como su detonante y manifestación externa? Se busca con ella, ¿confundir a los trabajadores y a la población mundial, para que acepten aterrorizados el embate de la crisis, inoculando el pánico colectivo por medio de una campaña mediática de alcance global sin precedentes?.

Por: John Freddy Caicedo-Álvarez, Jenny Marlody Arias Durán.

Lo disciplinar, lo biopolítico y lo necropolítico, en palabras de Mbembe, como encadenamiento de poder, se traducen en dominación absoluta, la que se valida en el Estado de Sitio, con el brazo militar operando y concibiendo la identidad contra el otro y contra otras formas de comprender la situación.

Por: Raúl Zibechi

En las periferias urbanas de América Latina, la palabra “teletrabajo” no existe en su vocabulario. El Estado sólo contempla a los de abajo como un problema de orden público. (...) “Las políticas sociales provocaron la pérdida de los referentes barriales y ahora el único referente es la institución”. Pero, la institución es fría, distante, sólo entiende de números, no es capaz de cuidar, no puede fraternizar. La solidaridad entre los pobres es lo único.

Por: Luis Bonilla. Clacso

Nuestro modelo societal capitalista se estructuró alrededor de la producción de mercancías y el consumo, con una epistemología derivada de la primera y segunda revolución industrial. Lo que llamamos pensamiento moderno adquirió forma cotidiana a partir del uso del desarrollo científico y tecnológico para nuestra realidad inmediata, así como con los requerimientos para el impulso de una aceleración de la innovación de esta ciencia y tecnología.

Más artículos...

Revista Kavilando

PORTADA KAVILANDO 11 2B

Publicaciones

Slider

Afiliados a

clacso

cc

Visitas